domingo, 25 de febrero de 2007

LOS EGRESADOS Y LA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA









“La misión fundamental de la Universidad Autónoma de Colombia en los albores del siglo XXI, no puede ser otra que la de constituirse en el laboratorio para construir la paz en Colombia. A sus egresados les corresponde como tarea prioritaria la reconstrucción del Proyecto Político Educativo así como la renovación de nuestro compromiso de pertenencia con la institución”.




El presente documento tiene como objeto abrir una discusión con los Honorables Miembros del Consejo Directivo de la Universidad Autónoma de Colombia que fueron nombrados para estudiar la ratificación del Convenio No. 1 suscrito entre la universidad y ASEFUAC.




En primer término, es bueno resaltar que el mencionado convenio es uno de los pocos vínculos reales que ha establecido la universidad con sus egresados. Por eso ASEFUAC como parte de la comunidad universitaria quiere llamar la atención de los Fundadores y Directivos de la universidad para que reflexionen sobre el papel que deben jugar los egresados en las diferentes instancias y órganos del Alma Mater y en consecuencia los invitamos a impulsar espacios democráticos e iniciativas de renovación académica que busquen superar las concesiones educativas.




La crisis de la Universidad Autónoma de Colombia se caracteriza por el abandono del Proyecto Político –Educativo, por el cual fue concebida; es decir, por la ausencia de sentido histórico y compromiso social, por la ausencia de la aplicación de los fines, principios y valores que la orienten, las inconexas políticas y programas que se suceden al vaivén de las administraciones.




La Ley 30 de 1992 señala como objetivo de la educación superior y de sus instituciones prestar a la comunidad un servicio con calidad referido a los resultados académicos, a los medios y procesos empleados, a la infraestructura institucional, a las dimensiones cualitativas y cuantitativas del mismo y a las condiciones en las que se desarrolla cada institución.




Los Fundadores y Directivas de la Universidad Autónoma de Colombia, deben de tener en cuenta lo establecido en la mencionada Ley 30 para que haya una voluntad política de llamar a sus egresados a que participen de una manera activa en todas las instancias de la universidad que le permitan retomar el rumbo de un Nuevo Proyecto Político Educativo para conferir una educación de nuevo tipo democrático que contribuya al desarrollo intelectual, conocimiento a la ciencia, a la técnica y a los demás bienes y valores de la cultura.




La iniciativa que tomamos los egresados al proponerle a la universidad la firma del mencionado convenio es apenas el inicio para que la universidad establezca unas verdaderas políticas para sus egresados que permitan el avance del Nuevo Proyecto Político Educativo como una estrategia a lograr la Acreditación y el Registro Calificado para sus programas ya que en el caso de la Facultad de Derecho, éste presenta un nivel de flexibilidad muy bajo, lo que afecta su estructura curricular ya que se encuentran apenas tres asignaturas electivas, que suman cinco créditos, menos del cinco (5%) por ciento del total del programa; hay una ausencia de medios, instrumentos y estrategias que permitan el desarrollo efectivo del sistema de créditos, muy pocos proyectos de investigación, pocos profesores de tiempo completo, entre otros de las observaciones que efectuó el Ministerio de Educación.




Los egresados somos el valuarte cultural e ideológico de lo que ha formado la universidad; somos en última instancia el agente permanente y dinamizador de todo el proceso educativo. Es cuestionable que la universidad no le dé participación a sus egresados en estamentos como el Consejo Directivo, Consejo Académico entre otros. Estaremos cada vez más lejos de la Constitución del Nuevo Proyecto Político Educativo, si no hay la garantía de que la universidad no simplemente prorrogue un convenio, sino que establezca una verdadera política y un programa institucional de participación de sus egresados.




La Universidad Autónoma de Colombia en sus recientes administraciones, ha sido enrutada por concesiones y por el modelo neoliberal de la educación que la han lesionado en su tradición democrática, crítica, humanística y cultural; su esquema burocrático con el pretexto de la eficiencia administrativa y el control del gasto, la han llevado a que sus fundadores y directivos la vean como una verdadera “Guaca Educativa”.




Es por ello, que los egresados le planteamos a la universidad que rompa el divorcio que existe entre sus Fundadores y Directivos con sus egresados; la universidad reclama un proceso de democratización en sus estructuras de poder y de fortalecimiento de las instancias y mecanismos de participación orgánica de los estamentos universitarios. Romper con la política neoliberal, la cual ha implicado un retroceso en el campo del saber y el conocimiento, en la investigación y en la producción intelectual, así como una considerable degradación de las condiciones laborales y una tendencia a reducir la participación de la comunidad universitaria en sus decisiones.




Queremos una universidad también que se comprometa con el cambio social; una universidad que dada su vocación histórica y sus principios fundacionales contribuya a redimir a los sectores populares que no tienen acceso a otras universidades construyendo un nuevo tipo de hombre y egresado portador de la racionalidad crítica y creadora que use los saberes como herramienta para el desarrollo del pensamiento y no como depositario de informaciones; un egresado con una visión política enmarcada dentro de una sólida identidad con nuestro proceso histórico nacional y consciente del complejo cultural universal en el que se encuentra y de esta manera contribuya a formar profesionales para una verdadera democracia.




Finalmente, estamos convencidos de que es condición mínima para el logro del planteamiento propuesto el respeto y reconocimiento justo y oportuno de sus egresados. La superación del menosprecio, agrede su pertenencia, su aporte y su dignidad como bien lo dijera nuestro egresado y profesor Dr. EUSEBIO CLAVIJO SANCHEZ en su misiva a las directivas en marzo 17 de 2005.




Queremos pues que la idea de la ratificación del Convenio No. 01, se convierta en la adopción de un Acuerdo del Consejo Directivo para crear una verdadera Política y un Programa de los Egresados de la Universidad Autónoma de Colombia. Que sea un compromiso histórico y se constituya en el horizonte de participación de los egresados en todos los estamentos de nuestra Alma Mater.




Atentamente,




ULDARICO FLOREZ PEÑA


Directivo ASEFUAC y Miembro y de la Comisión




Bogotá D.C., Octubre 02 de 2006

1 comentario:

Anónimo dijo...

omdztqhwu hpilcxfui legbqareb [url=http://www.the-north-face-jackets-sale.com]north face jacekts[/url] obbetdxuo nhmtifacy fzsogrkja [url=http://www.the-north-face-jackets-sale.com]north face on sale[/url] aruhmpcmt kuyjtfbkv pqjqzezme [url=http://www.the-north-face-jackets-sale.com]north face jacekts[/url] wmqkavbeb jhmrpbimz dmfgyvlnk

Related articles:
http://shodnia.ru/forum/topic_1437/reply/
http://www.cp-bg.org/vbulletin/newreply.php?do=newreply&noquote=1&p=20935
http://monsterfarm.net/phpbb/weblog_posting.php?mode=reply&e=95